Qué hacer con los restos de tu calabaza de Halloween


Si eres de los que se pone creativo en cada edición, creando inquietantes rostros para celebrar una de las fiestas más terroríficas del año, has de saber que puedes darle a tu creación una segunda vida y contribuir así a reducir el desperdicio de alimentos.


 

La calabaza es una de las hortalizas de temporada más consumidas, además de un alimento estrella en muchos de nuestros platos, ya que se puede consumir de muy diversas formas (sopas, tartas, zumos...) y cocinar de muy diferentes maneras (cruda, frita, cocida...). Pero es que, además, este mes se convierte en un producto muy demandado para un uso totalmente distinto al habitual, ya que es el elemento estrella decorativo de la fiesta de Halloween, por lo nuestra sección de frutería y verdulería se convierte en un auténtico escaparate donde encontrar la pieza perfecta para tu creación.

Eso sí, con el objetivo de favorecer una alimentación más sostenible, queremos darte una serie de ideas para que una vez creada tu propia calabaza de Halloween puedas realizar con los restos unas sencillas recetas para chuparse los dedos. ¿Te animas?

  • Crema de calabaza. ¿Has probado a juntarla con otra hortaliza como la colifor? Esta combinación es sin duda una variedad muy  saludable y nutritiva con la que podrás sorprender a tus invitados.


 

  • Pastel de calabaza. Lo bueno de este plato es que puedes reducir o aumentar los gramos de calabaza según el sobrante que tengas disponible. Además, hay muchas formas de elaborarlo, aunque nosotros te recomendamos particularmente esta deliciosa receta.


 

  • Ñoquis de calabaza. Normalmente el ingrediente principal de los ñoquis es la patata, pero esta variación permite sustituirla por la calabaza, que una vez convertida en puré añadiremos al huevo y, una vez hecha la mezcla, a la harina.


 

  • Salsa de calabaza. Probablemente ésta sea una de las opciones más desconocidas, sin embargo esta salsa puede ser utilizada como fondo de algunos pescados o carnes o incluso como la principal de un plato de pasta, combinándolo con especias y queso rallado para dar ese toque final.


 

  • “Lasaña” de calabaza. Esta versión, especialmente apta para celicacos, consiste en sustituir las láminas de pasta que normalmente se usan para hacer una lasaña por rebanadas de calabaza de 1-1'5 cm de espesor.

Categorías: Alimenta tu bienestar

Ahorramas, S.A Todos los derechos reservados.
Ctra. de Arganda del Rey a Velilla de San Antonio, km 5 28891 Velilla de San Antonio (Madrid)
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad

Cerrar

* Campos obligatorios

Si su mensaje está relacionado con una tienda concreta, indíquenos la dirección de la misma

Si desea recibir contestación es necesario que nos indique algunos datos personales:

Ahorramás usa cookies propias y de terceros para mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.