Por qué el bonito es un imprescindible de la temporada


El bonito es uno de los pescados azules más saludables y valorados de nuestra gastronomía. Además de ser el protagonista de deliciosos y variados platos, es rico en vitaminas, minerales, grasas saludables y proteínas de alto valor biológico. Así, se convierte en el aliado perfecto de una alimentación equilibrada y en una auténtica joya nutritiva del verano.


Como el atún, el salmón, las sardinas o la caballa, el bonito forma aparte del grupo de los pescados azules. No es posible disfrutarlo fresco durante todo el año, pero entre los meses de junio a octubre podrás encontrarlo fácilmente en la pescadería de Ahorramás. De esta forma, el verano se convierte en el periodo ideal para consumirlo con la mejor calidad posible.

Hay que diferenciar el bonito del sur, también conocido como bonito común o bonito del Atlántico, del bonito de norte o atún blanco. En este último caso, en junio, el bonito parte de las Azores para pasar esta época del año en el Cantábrico, donde permanece hasta el mes de septiembre o, incluso, octubre. Su carne es tan sabrosa porque se alimenta de crustáceos, anchoas, caballas o chicharros, entre otros.



Entre sus propiedades nutricionales, podemos destacar las siguientes:

  • Es rico en minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el yodo, el hierro, el selenio, el sodio, el zinc y el calcio.

  • Además, aporta a nuestro cuerpo vitaminas A y D y vitaminas del grupo B. Estas vitaminas, entre otras muchas funciones, favorecen la absorción del calcio, contribuyen al mantenimiento y la reparación de la piel o la visión, favorecen la resistencia frente a infecciones y permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos.

  • También es rico en ácidos grasos Omega 3 y ácido fólico. Gracias a su aporte de ácidos grasos Omega 3 ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y, por su parte, el ácido fólico es imprescindible para aquellas mujeres que deciden quedarse embarazadas, pues ayuda a prevenir posibles problemas en la placenta y el feto.

  • Además, como el resto de los pescados, contiene proteínas de alto valor biológico. Por ello, es un alimento recomendado, especialmente, para contribuir al desarrollo muscular y en etapas como la infancia, la adolescencia y el embarazo.


Además, los pescados azules, como el bonito, son fundamentales en la alimentación de los deportistas. Esto ocurre por ser un alimento rico en proteínas, vacío de carbohidratos y, aunque graso, rico en grasas saludables como el omega 3. Así, es muy recomendable para cuidar la salud cardiovascular  y ciertos problemas físicos como la artritis.

Aunque su versión en conserva es una auténtica delicia para el paladar, si se quieren aprovechar todos los beneficios de este pescado hay que consumirlo fresco, en lomos o rodajas, siendo la zona más apreciada la ventresca. Suele cocinarse a la plancha o a la parrilla y, con él, pueden prepararse un sinfín de elaboraciones: con tomate, mechado, encebollado, marinado, en marmitako, a la riojana… La clave está en calcular un tiempo de cocción adecuado para que su sabrosa carne no quede seca. Dicen los expertos que siempre es mejor pasarse de poco que de mucho.

Categorías: Qué está pasando en Ahorramas

Ahorramas, S.A Todos los derechos reservados.
Ctra. de Arganda del Rey a Velilla de San Antonio, km 5 28891 Velilla de San Antonio (Madrid)
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad

Cerrar

* Campos obligatorios

Si su mensaje está relacionado con una tienda concreta, indíquenos la dirección de la misma

Si desea recibir contestación es necesario que nos indique algunos datos personales:

Ahorramás usa cookies propias y de terceros para mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.