Más protagonistas del verano: las frutas con hueso y el melón


Tenemos muy claro que el verano es sinónimo de fruta. Sin duda, son de los alimentos que más nos apetece tomar en esta época del año: son deliciosas, su variedad es infinita y nos ayudan a combatir las altas temperaturas de una forma muy saludable durante los meses más calurosos. Ya hemos hablado sobre la sandía y las cerezas y hoy llega el momento de hacerlo sobre el melón y las frutas con hueso.

Las frutas, son alimentos indispensables para mantener a punto nuestro organismo, ya que con sus excelentes propiedades nutritivas contribuyen a asegurar su bienestar. Son ricas en vitaminas, en fibra, en minerales, en antioxidantes… y nos ayudan a hidratarnos rápidamente. Por ello, es fantástico consumirlas, aún más, durante el verano.

Y, entre todas ellas, las frutas con hueso ocupan un lugar especial en nuestra nevera estos meses. Como su propio nombre indica, se caracterizan, principalmente, por tener un hueso en su interior. Cuentan con una gran cantidad de agua y, además, aportan azúcar, vitaminas A, C y E, fibra, antioxidantes y minerales. Son ideales para consumir crudas, pero también se pueden elaborar con ellas deliciosas recetas: compotas, mermeladas, dulces, ensaladas, se pueden tomar como acompañamiento… Las más comunes son el melocotón, la nectarina, la paraguaya, la ciruela y el albaricoque.



 

  • Melocotón. Se trata de una de las frutas con más variedades. De carne jugosa y sabor dulce, sus orígenes están en china. Su piel es aterciopelada y fácil de pelar, aunque muchos prefieren consumirlos con ella. Eso sí: siempre debe estar bien lavada. En su composición cuenta con una gran cantidad de agua, fibra, vitaminas A y C y vitaminas del grupo B, antioxidantes y minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio, el azufre, el cloro, el manganeso, el cobre y el hierro. Para elegirlos, se deben buscar piezas que cedan un poco al apretarlas con el dedo. Si los melocotones muestran manchas verdes no estarán lo suficientemente maduros.


 

  • Nectarina. Al contrario de lo que algunos creen, no se trata de un cruce entre melocotón y ciruela, sino una variedad del primero que surge de manera espontánea, sin la intervención humana. Se diferencian en la piel, que en este caso es más lisa y brillante. Además, su tamaño es más pequeño y su carne, por lo general, más blanca, con tintes rojizos en la parte más cercana al hueso. Se trata de una fruta de sabor intenso y sabroso, un poco más ácido que el del melocotón, pero igual de exquisito. Es rica en fibra, en minerales como el hierro, el magnesio, el fósforo y el potasio y en vitaminas A, C y grupo B. Tienen un alto poder depurativo y aportan muy pocas calorías. A la hora de elegirlas, hay que evitar aquellas que estén demasiado duras, ya que se trata de una señal de que fueron recolectadas demasiado pronto.


 

  • Paraguaya. También conocida como paraguayo, se trata de otra variedad del melocotón. En este caso, prácticamente, la única diferencia es su aspecto. Su piel también es aterciopelada, pero su forma es más aplastada. Sus características nutricionales también son muy similares: son ricas en agua, fibra, antioxidantes, vitaminas A, C y grupo B y minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio, el azufre, el cloro, el manganeso, el cobre y el hierro. Además, pueden llegar a contener una importante cantidad de hidratos de carbono, por lo que son muy recomendable, por ejemplo, para los deportistas. A la hora de comprarlas, es importante comprobar que no tengan manchas que puedan indicar una excesiva maduración.


 

  • Ciruela. Existe una amplia variedad de ciruelas según su tamaño, su textura más firme o más tierna, su sabor dulce o ácido o su color, que va del amarillo al rojo, pasando por el verde y el violeta. Contienen una gran cantidad de agua en su composición, además de fibra, vitaminas A, C, E y grupo B y minerales como el potasio, el magnesio, el fósforo, el calcio, el hierro y el azufre. Además, cuentan con un alto contenido en sorbitol, un alcohol de azúcar que les otorga un efecto laxante. Y las utilizan mucho los deportistas cuando necesitan un aporte extra de energía. Sea cual sea su variedad, a la hora de elegirlas, como en el caso del melocotón, hay que fijarse en que su piel ceda un poco al ejercer sobre ella una ligera presión con los dedos. Además, podemos detectar una excesiva maduración si encontramos manchas de color marrón o arrugas.


 

Todas ellas podrás encontrarlas en nuestra sección de frutas y verduras, con una relación calidad-precio insuperable. Y, junto a ellas, estarán los melones, otra de las frutas más consumidas en esta época del año. Poseen propiedades refrescantes y saciantes y su sabor es muy dulce. Sin embargo, el 90% de su contenido es agua, por lo que se trata de una de las frutas menos calóricas y que menos azúcares contiene. Es un alimento rico en antioxidantes, vitaminas A, C y grupo B y minerales como el potasio, el sodio, el calcio, el fósforo y el magnesio.

Existen infinidad de variedades de melón según su forma, color, sabor, lugar de origen o, incluso, mejoras genéticas. En Ahorramas vendemos en exclusiva, en Madrid, dos de sus variedades: melones Sugar Baby Gold y Sugar Baby Matisse. Los primeros se caracterizan por su forma redondeada, ligeramente ovalada y simétrica, de color amarillo intenso. Normalmente son lisos, aunque pueden tener una ligera estriación. Su textura interna es firme y muy consistente, de color naranja y pepitero anaranjado. Por su parte, el Sugar Baby Matisse también tiene forma redondeada, pero su color es blanco crema, con un veteado verde. Este tono lo comparte su pulpa, firme y consistente, y su pepitero es anaranjado. Ambos tienen un sabor muy dulce que no puedes perderte.

       

Por último, para elegir un melón, sea cual sea su variedad, los expertos recomiendan tener en cuenta una serie de aspectos: que no tengan marcas de golpes, que pesen y que, al agitarlos, suenen compactos, que desprenda un aroma dulce o que, por ejemplo, al apretarlos ligeramente en los extremos cedan un poco. Si tu elección es acertada, podrás disfrutarlo al natural o preparar deliciosos platos, como una crema fría, una ensalada o un refrescante smoothie.

Categorías: Alimenta tu bienestar

Ahorramas, S.A Todos los derechos reservados.
Ctra. de Arganda del Rey a Velilla de San Antonio, km 5 28891 Velilla de San Antonio (Madrid)
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad

Cerrar

* Campos obligatorios

Si su mensaje está relacionado con una tienda concreta, indíquenos la dirección de la misma

Si desea recibir contestación es necesario que nos indique algunos datos personales:

Ahorramás usa cookies propias y de terceros para mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.