Los 5 deportes “indoor" de moda


Frío, viento, lluvia… son nuestros peores enemigos a la hora de practicar deporte al aire libre. Sin embargo, no son excusa para mantenerse en forma durante los meses de otoño e invierno, ya que en el gimnasio puedes practicar no sólo actividades como aerobic o pilates, sino también nuevos ejercicios para ti.

Antes de ponerlos en práctica, tienes que saber cómo alimentarte antes y después de hacer deporte.

Si queremos sacar todo el partido al ejercicio físico, debemos tener siempre en cuenta nuestra alimentación. Los hidratos de carbono, las proteínas y las sales minerales son parte de una dieta pre y post entrenamiento. Prepara tu lista de la compra y ven a por ellos a nuestros supermercados.

  • Hidratos de carbono. Son el combustible que necesitas antes de practicar deporte. Puedes comer un poco de pan, un puñadito de frutos secos o cereales bajos en fibra, que facilitar la digestión y son de rápida asimilación.




  • Proteínas. Pavo, pollo, cordero, conejo, atún, huevos, pescados azules y blancos, etc. Son opciones frescas y naturales para conseguir el aporte de energía que necesitas antes y después de un entrenamiento.

  • Frutas. Las frutas frescas con alto índice glucémico, como el plátano, la naranja, el mango o el melón, son perfectas para reponer las sales minerales que perdemos durante el ejercicio. Podrás encontrar la que más te guste en nuestra sección de frutas y verduras.


 

Después de estos consejos, practica los ejercicios que te proponemos y sal de los que eran una rutina para ti:

BootCamp. Su origen está en el entrenamiento militar, combinando gomas, mancuernas, plataformas de saltos, combas, escaleras de coordinación, flexiones, carrera, boxeo… Se trata de un entrenamiento de alta intensidad que se realiza durante 30 minutos y que ayuda a reducir el contorno corporal, bajar peso e incrementar la fuerza y la resistencia.

Body Attack. Es la clase más completa del gimnasio para quemar calorías y tonificar todo el cuerpo, ya que combina cardio, ejercicios de fuerza y estabilización postural.  Incluye saltos, trotes, sentadillas y abdominales; una mezcla explosiva (y muy divertida) con coreografía incluida.

SLT. Es el ejercicio de moda en Estados Unidos, y ya comienza a practicarse en algunos gimnasios en nuestro país.  Sus iniciales corresponden a strenghten (fuerza), lengthen (estiramiento) y tone (tonificación). Para practicarlo, se utilizan máquinas de pilates y otros complementos como las bandas elásticas. Es muy efectivo para tonificar y quemar calorías.

Bodyweight. Consiste en entrenar con nuestro peso corporal, sin utilizar elementos extra como pesas o máquinas. Los ejercicios (flexiones, suspensiones y equilibrios) están dirigidos a fortalecer la musculatura a través de la resistencia del propio peso a la gravedad. Así se consigue mejorar la fuerza y la flexibilidad.

TRX: Se trata de un entrenamiento en suspensión en el que, al igual que en el bodyweight, se utiliza el propio peso corporal para realizar los ejercicios. Las manos o pies cuelgan del techo por un punto de anclaje, mientras que el otro extremo del cuerpo toca el suelo. Así se trabaja la sección media del cuerpo para desarrollar fuerza, flexibilidad y estabilidad.

Categorías: Alimenta tu bienestar

Ahorramas, S.A Todos los derechos reservados.
Ctra. de Arganda del Rey a Velilla de San Antonio, km 5 28891 Velilla de San Antonio (Madrid)
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad

Cerrar

* Campos obligatorios

Si su mensaje está relacionado con una tienda concreta, indíquenos la dirección de la misma

Si desea recibir contestación es necesario que nos indique algunos datos personales:

Ahorramás usa cookies propias y de terceros para mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.