Hábitos saludables de alimentación para este verano


¡Ya es verano! El sol aparece a diario, suben las temperaturas, comienzan las vacaciones, las reuniones de amigos se multiplican, las terrazas se convierten en nuestro segundo hogar… ¿Preparados para la época estival? Sin duda, la respuesta es sí pero… ¿Tu alimentación está también lista?

Es imprescindible seguir el patrón de Dieta Mediterránea, aunque estemos en verano, hay que mantener los hábitos fundamentales. A modo de resumen y recordatorio: aceite de oliva, frutas, verduras, pan y cereales, carne, pescados y huevos, favoreciendo siempre la ingesta de alimentos frescos.

Consumir frutas y hortalizas de temporada. Con un elevado contenido de agua y otros nutrientes esenciales para nuestro organismo, sacian nuestra hambre y sed y además, contribuyen a mantener nuestra piel bien nutrida e hidratada.

El agua es la bebida más saludable que existe por lo que es conveniente controlar el consumo de bebidas calóricas.

¿Y qué pasa con los helados? Se recomienda que su consumo sea ocasional y controlado, al igual que en el caso de los postres o los tentempiés.

En época de calor debemos moderar las cantidades de comida, intentar huir de las comidas copiosas y optar por recetas sencillas con alimentos frescos de temporada. Tomar las verduras crudas, por ejemplo, es la mejor forma de aprovechar todas sus vitaminas y minerales.

El verano es buena época para practicar ejercicio, aprovechando el tiempo libre y el clima. Incrementa la actividad física es la forma más saludable para quemar las calorías de los excesos. ¡Importante, evitar las horas centrales de calor y las altas temperaturas, e hidratarse!

La importancia de la hidratación
La hidratación es una de las asignaturas más importantes del verano y las frutas son uno de los grandes aliados para ayudarnos.

No debemos olvidar que el agua la obtenemos no solo como bebida sino también de los alimentos que ingerimos. La proporción de agua que proviene de agua y alimentos depende del tipo de dieta que llevemos. Las dietas ricas en frutas, hortalizas, sopas y cremas frías pueden alcanzar 1,1 litros de agua aportado en alimentos.

La ingesta adecuada de agua para adultos (bebida y alimentos) se estima entre 2 litros para mujeres y 2 litros y medio para hombres, aunque hay factores que aumentan o disminuyen esta encomienda como el clima, la humedad, la actividad física, el estado de salud, la edad o el estado fisiológico.

La recomendación general es beber agua en todas las comidas y también entre horas cuando se tenga sed.

Desde Ahorramas estamos seguros que con estos consejos ya estamos preparados para disfrutar de la época estival. Y recuerda, ‘Lo Bueno Empieza Aquí’ con la llegada del verano.

Fuentes
SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ENDOCRINOLOGÍA Y NUTRICIÓN
Agencia EFE Salud

Categorías: Alimenta tu bienestar

Ahorramas, S.A Todos los derechos reservados.
Ctra. de Arganda del Rey a Velilla de San Antonio, km 5 28891 Velilla de San Antonio (Madrid)
Aviso legal - Política de cookies

Cerrar

* Campos obligatorios

Si su mensaje está relacionado con una tienda concreta, indíquenos la dirección de la misma

Si desea recibir contestación es necesario que nos indique algunos datos personales:

Ahorramás usa cookies propias y de terceros para mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.