Errores comunes a la hora de organizar tu frigorífico


¿Sabías que la colocación de los alimentos en la nevera influye en su conservación? ¿Y que cada zona tiene una temperatura distinta? Te mostramos cómo hacerlo correctamente para que tus alimentos estén en perfecto estado durante más tiempo.

El frigorífico está diseñado para almacenar los alimentos en su sitio correspondiente y conseguir  que la temperatura se distribuya equitativamente. Así que olvida desde hoy mismo aquello de “donde quepa” a la hora de organizar tu nevera y presta atención al tipo de alimento y las necesidades que requiere. Solo así conseguirás que tus compras duren más tiempo y evitarás los temidos malos olores.

 

Puerta

Es la zona menos fría y por ello es el lugar idóneo para almacenar salsas, mantequillas, mermeladas, huevos y todo tipo de bebidas, como la leche, el agua, el zumo y el vino.

 

Arriba y zona media

La zona superior es la menos fría y en ella puedes guardar los lácteos (como quesos y yogures) y las comidas preparadas o precocinadas, ya que aguantan más tiempo. También los alimentos envasados, los embutidos y los tarros ya abiertos, que no necesitan una temperatura muy baja. A la hora de ordenarlos, deja siempre delante los alimentos que vayan a caducar antes.

 

Zona baja

La más fría de la nevera, perfecta para conservar las carnes y los pescados. Recuerda  guardarlos siempre en su embalaje o en una bandeja especial, para evitar que goteen y puedan contaminar otros alimentos. Recomendación: no los conserves más de dos días sin cocinar.

 

Cajones

En los cajones debes guardar las frutas y verduras que necesiten refrigeración, ya que en esta zona se dan las circunstancias necesarias para que se conserven mejor y duren más tiempo. Las que no, como las patatas y las cebollas es mejor que las dejes fuera, en un lugar fresco, seco y sin luz directa. ¡Muy importante! Recuerda guardar las frutas y las verduras por separado y evita que las más delicadas, como algunas frutas de verano, se mezclen entre sí.



Congelador

Un buen recurso para almacenar los diferentes tipos de alimentos en el congelador es utilizar distintas bolsitas o recipientes y ponerles una etiqueta de identificación. Así encontrarás fácilmente lo que buscas.

 

Alimentos que no deberías guardar en la nevera

Es cierto que la mayoría de las frutas y verduras necesitan refrigeración, sobre todo en los meses de calor, pero existen excepciones como las de origen tropical como aguacates, piña, plátanos o papayas. Son frutas que necesitan madurar y las bajas temperaturas lo impiden, por eso es mejor conservarlas en un lugar fresco y seco. Además, pierden sabor y textura a menos de 10 grados. Lo mismo ocurre con algunas verduras, como los calabacines.  Por último, recuerda que las patatas, las cebollas y los ajos tampoco deben ir en la nevera.

 

Así que ya sabes, ven a nuestros supermercados, llena el carrito de los productos que más te gusten y sigue estos consejos para disfrutar del mejor sabor de todos ellos.

Categorías: Alimenta tu bienestar

Ahorramas, S.A Todos los derechos reservados.
Ctra. de Arganda del Rey a Velilla de San Antonio, km 5 28891 Velilla de San Antonio (Madrid)
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad

Cerrar

* Campos obligatorios

Si su mensaje está relacionado con una tienda concreta, indíquenos la dirección de la misma

Si desea recibir contestación es necesario que nos indique algunos datos personales:

Ahorramás usa cookies propias y de terceros para mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.