Así descuidamos nuestra alimentación durante las vacaciones


La mayoría de las personas cuidan su dieta especialmente antes del verano, en la famosa operación bikini, pero cuando llega el momento de irse de vacaciones, se relajan y dejan paso a hábitos poco saludables que debemos modificar.

 El cuidado de nuestra salud no debería tener días libres. Debemos prestarla atención a diario, mediante una alimentación adecuada, ejercicio y hábitos saludables. Por ello, te mostramos cuáles son algunas rutinas veraniegas que pueden estar perjudicándola para que les pongas freno cuanto antes.

 

SALTARSE EL DESAYUNO

En esta época solemos levantarnos más tarde y tendemos a desayunar poco o nada. Un error que puede restarnos energía durante el resto del día. Por ello, se recomienda no sólo hacerlo a diario sino intentar que contenga fruta fresca por su aporte en vitaminas y minerales que podrás encontrar en nuestros supermercados.

 

CENAS COPIOSAS

En vacaciones solemos estar fuera durante todo el día, prestando poca atención a la comida y compensándola con una cena demasiado abundante. Este mal hábito se traduce en calorías que no llegaremos a quemar por la noche. Además, tendremos una digestión pesada, que puede afectar al descanso. Para evitarlo, recomendamos equilibrar las comidas y cenar un plato más ligero y fresco. Pásate por nuestras secciones y hazte con algo de verdura, fruta, pescado o pollo.

 

NO RESPETAR LOS HORARIOS DE COMIDAS

Es muy importante no pasar largas horas sin ingerir alimentos. Esto es vital para cuidar  nuestra salud, ya que ante un régimen de comidas desordenado podemos sufrir consecuencias como obesidad, diabetes tipo 2 y alta presión arterial.

 

ABUSAR DE LAS TERRAZAS

Terracita, sobremesa, más terracita y más sobremesa. Muchos no saben que este hábito favorece la deshidratación y aumenta el riesgo de insolación si bebemos bajo el sol. Un peligro que se multiplica en las personas mayores y que puede evitarse eligiendo bebidas más saludables. Por ello se recomienda elegir zumos naturales o probar a hacer smoothies y helados en casa, con fruta fresca y yogur que puedes encontrar en nuestros supermercados.



También puedes optar por los zumos o tés fríos que tenemos disponibles en nuestros supermercados. Todas estas bebidas nos aportan esa hidratación que todo cuerpo necesita.

 

RENUNCIAR AL CAPRICHO

No es necesario renunciar a caprichos como helados, tintos de verano, aceitunas o patatas, sino aprender a dosificarlos.

 

 

Categorías: Alimenta tu bienestar

Ahorramas, S.A Todos los derechos reservados.
Ctra. de Arganda del Rey a Velilla de San Antonio, km 5 28891 Velilla de San Antonio (Madrid)
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad

Cerrar

* Campos obligatorios

Si su mensaje está relacionado con una tienda concreta, indíquenos la dirección de la misma

Si desea recibir contestación es necesario que nos indique algunos datos personales:

Ahorramás usa cookies propias y de terceros para mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.