Los 10 mejores trucos naturales para eliminar manchas de tu ropa


Los grandes momentos conllevan una gran celebración, y las grandes celebraciones grandes recuerdos… también en tu ropa. Pero gracias a nuestros pequeños trucos ya no tendrás que frotar nunca más. ¡Atento!

 

1. Manchas de tomate frito o kétchup: Lo primero que debes hacer es aclarar la mancha con agua fría. A continuación, empapa la mancha con vinagre blanco diluido al 50% con agua y déjalo reposar. Si la mancha persiste, remójala durante dos horas en vinagre sin diluir o en leche caliente, y después lávala.

 

2. Manchas de café: Si la ropa es blanca o de lana y la mancha aún no se ha secado, debes diluir en un poco de agua la yema de un huevo y frotar sobre la mancha.

Si no has llegado a tiempo y la mancha ya se ha secado, aplica el zumo de un limón sobre la prenda y espera aproximadamente una hora para que la ropa lo absorba. Tras ello, lava de forma normal en tu lavadora y la mancha habrá desaparecido.

Otra opción es aplicar sobre el área afectada una mezcla a partes iguales de alcohol, vinagre y agua, y enjuagar con normalidad.

 

3. Manchas de maquillaje: Las manchas de cosmético también son unas de las más comunes en la ropa.

Si encuentras una pequeña mancha de lápiz labial sobre tu camisa favorita solo le tienes que frotarla con un poco de pasta de dientes blanca. Déjala actuar unos minutos, enjuaga y ¡listo!

Si la mancha es de otro cosmético, como por ejemplo polvos de sol o colorete, remójala durante una hora en una mezcla de agua con limón y luego lávala con tu detergente habitual.

 

4. Manchas de vino tinto: Las grandes celebraciones suelen acabar con manchas de vino tinto en tu mantelería favorita o en tu ropa más especial. Para acabar con ellas, tienes muchas opciones…

La opción más rápida es frotarlas con un poco de vino blanco antes de que se sequen. Otra solución es que apliques una mezcla de fécula de maíz y limón como se si tratase de un detergente.

También puedes utilizar vinagre para enjuagar la ropa. Después deberás meter la prenda en la nevera durante algunas horas y lavarla de forma normal.

Por último, puedes frotar la mancha haciendo movimientos circulares con un paño humedecido con leche. Deja secar al aire libre, enjuaga y lava de forma normal.

 

5. Manchas de bolígrafo: Camisas, blazers, alfombras, el babi de los peques... todas estas prendas y más han sufrido estas difíciles manchas.

Para eliminarlas debes sumergir la prenda en leche y dejarla en remojo unas horas. Tras retirarla, déjala secar por completo y lava de manera habitual. ¡La mancha habrá desaparecido!

 

6. Manchas de frutas y vegetales: Algunas frutas y vegetales de colores intensos pueden adherirse a los tejidos dejando manchas difíciles de quitar. Si te pasa esto, coloca la prenda sobre una olla con agua hirviendo para que el vapor afloje la mancha y facilite su eliminación en su posterior lavado.

Si la mancha persiste, aplícale un poco de zumo de limón y sumérgela en agua caliente.

Otra opción es poner un poco de azúcar morena sobre ella durante 20 minutos y dejar que la absorba.

Cuando la mancha sea de zumo de frutas puedes recurrir a la leche como solución eficaz. Pon a remojo la zona manchada en leche tan caliente como sea posible y desaparecerá.

 

7. Manchas de esmalte de uñas: Las manchas de esmalte de uñas son unas de las más complicadas de quitar, pero nada es imposible.

La próxima vez que te encuentres con una pequeña mancha de esmalte, puedes probar a retirar la mancha con quita esmaltes con mucho cuidado.

Otra opción menos agresiva es colocar papel absorbente sobre la mancha y actuar por la parte interior de la prenda con una boa de algodón humedecido. De este modo, lograrás trasladar la mancha al papel de cocina.

No olvides probar previamente los productos en una zona escondida de tu prenda para comprobar que no la daña.

 

8. Manchas de césped: Si tienes hijos seguro que te has tenido que enfrentar alguna vez a este tipo de manchas. No te preocupes, la solución es mucho más sencilla de lo que piensas. Coloca sobre la mancha papel absorbente y vierte un poco de vinagre blanco. Frota con un cepillo de dientes por el otro lado y la mancha se transferirá.

 

9. Mancha de té: Si la mancha ya se ha secado, lávala con zumo de limón y aclara. También puedes probar con vinagre blanco y alcohol de 90ª.

 

10. Manchas de grasa o aceite: Si la mancha ya se ha secado, sumerge la prenda en un recipiente con la mezcla de dos partes de vinagre por una parte de agua. Déjala remojando toda la noche y lava la zona de la mancha con jabón.

 

Tras llevar a cabo estos consejos, es muy importante que laves de manera normal las prendas. Recuerda que en Ahorramas puedes encontrar los productos Lanta al mejor precio para combatir con las manchas más persistentes.

Estos consejos pueden no ser 100% efectivos en algunos tejidos por lo que desde Ahorramas recomendamos precaución y probar siempre el consejo en una parte discreta del tejido.

 

Fuentes: Mejor con Salud, Hogar Uncomo, Wayook, y Travelclub.

Categorías: Alimenta tu bienestar

Ahorramas, S.A Todos los derechos reservados.
Ctra. de Arganda del Rey a Velilla de San Antonio, km 5 28891 Velilla de San Antonio (Madrid)
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad

Cerrar

* Campos obligatorios

Si su mensaje está relacionado con una tienda concreta, indíquenos la dirección de la misma

Si desea recibir contestación es necesario que nos indique algunos datos personales:

Ahorramás usa cookies propias y de terceros para mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.